Aplicaciones

/ ESTRÍAS

El complejo natural de los constituyentes de la baba de caracol resultan esenciales y eficaces para la mitigación de este tipo de cicatrices epidérmicas, debido a su acción exfoliante, regenerante, reafirmante y suavizante.
El color de las estrías depende su etapa de evolución: rojo con tendencia al púrpura en la primera fase de la cicatrización de las heridas, rosa pálido o blanco en la fase final cicatrizada. Estas son las más difíciles de tratar. La eficacia del producto está demostrada. Ensayos clínicos, llevados a cabo por la Universidad de Pavía (España) con voluntarios que han utilizado la crema Elicina durante dos meses, demuestran como las estrías, incluso las que ya son blancas, se reducen visiblemente. La piel recupera sus funciones vitales y se muestra más suave y más uniforme.

/ MARCAS DE ACNÉ

La intervención de los mucopolisacáridos y de los otros constituyentes de la baba de caracol tiene, de hecho, una acción purificante y regenerante capaz de reducir los signos visibles causados por el acné, mantener la piel hidratada, luminosa y purificada en el tiempo.

La actuación exfoliante y purificante del ácido glicólico, libera los poros y facilita la acción de otras sustancias. La alantoína juega su acción suavizante y cicatrizante, disminuyendo el enrojecimiento, mientras que las vitaminas y proteínas nutren y regeneran la piel y combaten con eficacia los resultados el acné.

/ CICATRICES

El fluido del caracol y sus preciados constituyentes llegan a las capas más profundas de la epidermis y, en acción sinérgica, son capaces de hacer menos visibles las cicatrices y reducir la hiper-pigmentación asociada.

Las cicatrices recientes son las que mejor responden a la constancia en el uso del producto, lo que garantiza una mejora más notable. Los mejores resultados se obtienen después de tres a cuatro meses de uso, teniendo cuidado, para usos a largo plazo, de delimitar la aplicación solamente a la zona de la cicatriz.

/ ENROJECIMIENTOS E IRRITACIONES

La acción de Elicina resulta indispensable en casos de enrojecimiento, debido a la eficacia como suavizante y cicatrizante de la alantoina y al poder nutritivo y regenerador del colágeno y la elastina presentes naturalmente en la baba de caracol. Su uso asegura la restauración de la fisiología natural de la piel y el retorno del bienestar cutáneo. Los mejores resultados se obtienen con el uso frecuente del producto.

/ MANCHAS

Los estudios de eficacia, llevados a cabo en la Universidad de Pavía (España), han demostrado que, con la intervención de la crema Elicina, usted puede contrastar eficazmente la decoloración de la piel.
Sus valiosos componentes , son capaces de reducir las alteraciones de la pigmentación de la piel y mantenerla saludable y brillante, además de garantizar una alta tolerabilidad en el tratamiento de una zona sensible e importante como la piel de la cara.
Se aconseja:
1.- Combinar Elicina con un buen protector solar.
2.- Durante el verano aplique crema Elicina como aftersun suavizante por sus conocidas capacidades para tratar piel enrojecida.

/ ARRUGAS

Gracias a la acción exfoliante, nutritiva y regeneradora de la baba de caracol, los antiestéticos surcos de la piel puede ser mitigados visiblemente: las valiosas sustancias que componen la baba de caracol, establecidas y perfectamente dosificadas por la naturaleza, tienen la capacidad de revitalizar la piel intensamente y nutrirla en profundidad, liberándola de células muertas contrastando visiblemente los engrosamientos y la pérdida de tono. La piel se verá más firme, suave, radiante y regenerada.
Elicina crema está hecha de 80% de baba de caracol natural y no contiene ningún activo anti-arrugas sintético. Sus componentes actúan por un mecanismo completamente diferente, porque estimulan una intensa regeneración celular, proceso lento, pero con efectos duraderos. Tampoco contiene rellenadores mecánicos, que se hinchan al instante en las arrugas, y pueden falsear la prueba y dar un resultado solo aparente y no duradero.
La eficacia es real, la piel se renueva en profundidad, estimulada a recuperar sus funciones vitales, y su efecto rejuvenecedor es visible.

/ PIELES SECAS

El 80% de extracto de baba de caracol, es el apoyo fundamental para las pieles secas. Las propiedades del extracto de caracol alcanzan las capas más profundas de la piel, recuperando sus funciones vitales.
La presencia de elastina y colágeno, junto con las vitaminas y el ácido glicólico, nutren y suavizan la piel, eliminando la sequedad y restablecen la hidratación y la elasticidad natural de la piel .
Para estas pieles secas, hemos diseñado Elicina Plus crema, con el único propósito de agregarle humectantes a su 20 % de excipientes, contrarestando la sensación de tirantéz, sequedad e incluso picazón que causan estas pieles. Con Elicina Plus, ayudamos a que el proceso de reestablecimiento a una piel equilibrada, gracias a las propiedades de la baba del caracol, sea una transición mas llevadera y grata.

/ PIELES MIXTAS Y GRASAS

Para tratar de este tipo de epidermis, la acción del ácido glicólico es indispensable. De hecho, su acción exfoliante y purificante actúa principalmente a nivel de los poros eliminando las impurezas. Además, su acción ligeramente acidificante regula sabiamente la producción de sebo. Para este tipo de piel se recomienda usar Elicina crema regular, no Elicina Plus.